Etiquetas

,

La tienda siempre estuvo allí, cerca de una de las tantas esquinas en mi vecindario, quien no siempre estuvo allí era el señor que le atendía y es que antes él no vivía allí, no era parte de esa familia, no era parte de esa tienda.

Hace un par de noches pasé por allí, siempre me era indiferente, ver a los lados no suele ser una de mis acciones cuando vengo de camino a casa, pero esa noche algo me llamó la atención, esa noche atencía a los clientes el señor, el nuevo residente de ese hogar, me dí cuenta de cuando él llegó a esa familia, nunca le había visto atender, quizá porque no suelo caminar por ese lugar, a lo mejor porque nuestros horarios no habían coincidido, lo cierto es que esa ocasión lo ví, fue extraño, fue como si fulminaran mi cerebro hasta dejar un molino que consumía mis pensamientos, pero debía ser irrelevante, tenía que ser irrelevante, aunque no lo fue…

Muchas han sido las noches en las que el nuevo inquilino de esa casa ha venido a la mía para dejar su vehículo, suelo abrirle el portón de la cochera en muestra de cordialidad y amabilidad, aunque bien podría seguir viendo la televisión, la misma televisión que él suele ver cuando de casualidad se queda un momento, mientras establecemos una corta conversación de palabras simples que sólo llenan vacíos que no sabría si interpretar como indiferencia o una ruptura del hielo que atraviesa esa “relación” de vecinos.

Me pregunto qué cruzará por su mente cuando decide quedarse acá unos minutos, a veces incluso se duerme en mi sofá y se va noche de acá, tengo mucho de conocerle y sé que no es el mismo de antes, antes era más jovial, de carácter fuerte, un tanto descuidado y a la vez protector, quizá los años le han cambiado…

La tienda siempre estuvo allí, cerca de una de las tantas esquinas en mi vecindario, quien no siempre estuvo allí era el señor que le atendía y es que antes él no vivía allí, no era parte de esa familia, no era parte de esa tienda, pues solía vivir en mi casa, solía ser parte de mi familia, solía ser mi papá hasta antes de marcharse, si, de marcharse a la tienda…

Anuncios