Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

logo_amor_de_madre

Voy a contarles una historia, mi historia – Dijo él con un susurro que le robaba el aliento a aquellas personas que sentadas a su lado le veían desvanecerse en lágrimas.

Día 1 – Regresé ese día a casa como todos los días, deseando nada más meterme en mi cuarto y encerrarme en mi propio mundo, mis audífonos, mi música y mi computadora, lo demás en esa casa me daba igual, claro, pueden juzgarme, pero no soy el único así, además recién cumplía 19 años y tenía mucho por vivir, nadie podía limitarme con reglas estúpidas, era mi libertad, mi independencia.

Día 2 – Los míos si son amigos, hermanos del alma!! Sabían bien que esta señora no me da suficiente dinero y pagaron mis cervezas, nos emborrachamos hasta la madrugada, así que me tuve que subir al techo para meterme a la casa porque la señora cree que con eso me castiga, si supiera que yo soy más inteligente que ella, nunca me va a separar de mis amigos.

Día 3 –  Como me saca de mis casillas que me comparen con mi hermano, él sólo vive trabajando, pero la señora cree que con eso basta para ser hijo, él nunca está en la casa, yo por lo menos vengo temprano cuando tengo que revisar mi Facebook, le dije a ella que me deje vivir, que se quede con mi hermano y me contestó que estaba bien, que ya no se metería conmigo. Hoy más que nunca me siento en la cima del mundo.

Día 4 – Hoy es tarde de billar!! Aunque mi hermano por poco me arruina la fiesta cuando me llamó para decirme que casi era día de las madres y todo ese cuento, no sé por qué me lo tiene que recordar si todavía faltan tres días, así que se me ocurrió la mejor idea del mundo, en el billar trabaja un niño, le hablé y le pregunté al enano: ¿Si tu mami estuviera viva qué le dirías para el día de las madres? Quiso contarme, pero lo paré y le dije que lo escribiéra y que después lo iba a leer, espero que escriba alguna tontería cursi, así le doy ese papel a la señora para no perder mi tiempo, tengo muchas cosas por hacer y me están esperando para otra ronda.

Día 5 – No podía más, necesitaba fumarme al menos un cigarrito de marihuana, eso sí me pone high, es otro nivel, pero como siempre no podía pasar un día tranquilo, la señora llegó y me avergonzó frente a todos mis amigos tratándome como un niño, le dije que ya estoy grande, que me puedo cuidar sólo y que no la necesito de niñera, se le olvida que ya crecí, un auto se ha estacionado frente a nosotros… Nos disparan!! Unos mal nacidos nos disparan!!

Día 6 – Amanecí en esta cama y aparte de mi hermano a nadie más conocía, dice que alguien llamó una ambulancia luego de los disparos y me trajeron al hospital, quizá fue la señora, que me saquen todos estos cablecitos que fuera de estos rasguños nada tengo, creo que sólo me golpee fuerte en la cabeza con algo porque me duele mucho, me pregunto si todos mis amigos están bien, tengo que saber qué fue lo que pasó, son mi familia y no los puedo dejar perder.

Día 7 – Hoy vino la policía temprano, mis amigos están bien, todos corrieron al escuchar el primer disparo, no puedo creer que me hayan dejado así,  el golpe en la cabeza que sentí, fue cuando mi mamá me pasó llevando, me golpee contra el suelo, ese primer disparo le dió a ella cuando estaba frente a mí regañándome, fue entonces cuando me abrazó y ambos caímos, dice mi hermano que mañana será su sepelio.

Se me fue, se me fue para siempre, sólo me quedó una carta para ella que no escribí y pensar que lo último que le dije terminó siendo mentira, hoy que no está siento que la extraño, siento que la necesito.

Pergamin

[Leer Segunda Parte]

Anuncios