Etiquetas

, , ,

No hay sobriedad para la mente, no en este tiempo, siempre nos embriagamos en los problemas, en las dificultades, en nuestras relaciones, en nuestro trabajo o estudios y en todas aquellas situaciones que lentamente aniquilan nuestros sueños y se llevan nuestros años, nuestras esperanzas y alejan de nuestras manos de aquello por lo que tanto luchamos, por lo que tanto nos esforzamos…

Hoy perdí completamente el día en la oficina, tenía tanto por hacer, pero me preocupaba más lo mucho que tenía por pensar, navegué por horas entre mis pensamientos hasta que terminé encallado en este escrito. Hace tanto que necesitamos unas buenas vacaciones, despejar la mente, relajarnos como se debe y listo!! Disfrutar sin necesidad de exhibir nuestro intelecto laboral, sin presiones, simplemente volver a la vida, nos hemos consumido por completo, hemos agotado nuestro espíritu emprendedor, es justo y bien merecido romper las reglas un momento, fingir que el mundo no nos importa, pues sólo tenemos una oportunidad para vivir…

Anuncios